ARTÍCULO

Intensificar

la gestión sanitaria

mundial

En 2020, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) se unió a los esfuerzos para intensificar la gestión sanitaria mundial en respuesta a la COVID-19. Si queremos evitar que la historia se repita, es esencial apostar por el enfoque “Una salud”, con un papel reforzado de los Servicios Veterinarios.

Gestión sanitaria mundial: Nunca hay que desaprovechar las oportunidades que brinda una crisis

“Nunca hay que desaprovechar las oportunidades que brinda una crisis” es un dicho muy común en los ambientes dedicados a la de gestión de crisis. La pandemia de la COVID-19 debe constituir un llamado de atención orientado a reforzar la cooperación mundial en el marco de los desafíos sanitarios en la interfaz hombre-animal-medio ambiente. Es el momento de hacer realidad el enfoque “Una salud”, estableciendo una arquitectura coherente de gobernanza sanitaria mundial y reforzando los Servicios Veterinarios para que puedan contribuir con eficacia a afrontar dichos retos.

Los Servicios Veterinarios constituyen

un bien público mundial digno de una inversión sostenible por parte de la

comunidad internacional.

La colaboración mundial frente a los desafíos sanitarios compartidos

MERS-CoV, Ébola, influenza aviar y, muy probablemente, COVID-19. Estas enfermedades de origen animal han demostrado que la capacidad de los países para la prevención, detección y respuesta a los brotes no es completa ni uniforme Por lo tanto, la seguridad sanitaria mundial sólo puede alcanzarse mediante el intercambio de experiencia entre distintos sectores y países.

Hace tiempo que la OIE colabora con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) abogando por un enfoque integrado y multilateral de la salud mundial. Esta Alianza Tripartita ha demostrado su eficacia frente a los retos mundiales en torno a las enfermedades zoonóticas y debe ampliarse para prevenir y gestionar futuras pandemias. De esta manera, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) se unirá a esta Alianza Tripartita, reforzando la relación entre salud y medio ambiente.

Reforzar las capacidades de los Servicios Veterinarios

Contar con Servicios Veterinarios más sólidos es más esencial que nunca para contribuir a la seguridad sanitaria global. Las estrategias mundiales de lucha contra las enfermedades deben estar respaldadas por estructuras firmes y recursos suficientes a nivel nacional para favorecer su aplicación. A través de diversos programas, la OIE acompaña a los Servicios Veterinarios hacia una mayor resiliencia.

El Proceso PVS para la mejora sostenible de los Servicios Veterinarios es uno de estos programas.Se trata de una evaluación focalizada en los países y realizada por expertos sobre la capacidad de los Servicios Veterinarios nacionales para cumplir con las normas internacionales de la OIE, que les ayuda a identificar los puntos fuertes y las áreas que deben mejorarse, a la vez que recomienda soluciones adaptadas a cada situación. En 2020, la OIE inició el desarrollo de nuevos enfoques y metodologías para respaldar los formatos remotos y mixtos de las prestaciones del Proceso PVS. Cabe mencionar el acompañamiento de la Plataforma de la OIE para la Formación de los Servicios Veterinarios a este proceso de refuerzo de capacidades, ofreciendo oportunidades de aprendizaje en línea para mejorar las competencias a nivel nacional.

Asimismo, la OIE lidera una iniciativa multidisciplinaria dirigida a afianzar la sostenibilidad de los laboratorios. Si bien los servicios de laboratorio desempeñan un papel fundamental en el apoyo a los sistemas de salud al participar en la vigilancia, la detección y el control de las enfermedades, se enfrentan a grandes desafíos cuando deben cumplir con requisitos críticos y mantener su capacidad en el transcurso del tiempo. Gracias de este proyecto, la OIE y sus socios utilizan la información para comprender mejor estos desafíos y fomentar soluciones innovadoras para garantizar que los laboratorios sean seguros y sostenibles.

Financiación de las actividades del Proceso PVS: Alemania, Australia, Banco Mundial, Estados Unidos de América, Fundación Bill & Melinda Gates, Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá, Reino Unido y Unión Europea.

Financiación de la Plataforma de Formación: Alemania, Australia, Banco Mundial, Estados Unidos de América, Francia, Fundación Bill & Melinda Gates, Italia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Suiza y Unión Europea.

Financiación de los laboratorios sostenibles: Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá y Reino Unido.

Más de

países se han beneficiado del Proceso PVS de la OIE

Foco en la preparación para las emergencias

La planificación para las emergencias de sanidad animal sustenta la preparación de la respuesta. En un entorno internacional marcado por la incertidumbre y la inestabilidad, la OIE trabaja en el refuerzo de las capacidades de los países para prepararse y adaptarse a situaciones adversas.

Reconociendo la importancia de los ejercicios de simulación para mejorar la preparación ante emergencias, se convocó en 2019 a un grupo de expertos en emergencias zoosanitarias para ayudar a los Miembros de la OIE a preparar, realizar y aprender de este tipo de ejercicios. Como resultado, en 2020, se publicó una guía de ejercicios de simulación, con el fin de ayudar a los Servicios Veterinarios a realizar ejercicios adecuados a sus necesidades y recursos. Al unir varios sectores frente a amenazas compartidas en la interfaz hombre-animal-ambiente, los ejercicios de simulación pueden facilitar la aplicación práctica del enfoque “Una salud”.

Pese a que se han logrado adelantos, los progresos no son suficientes ni bastante rápidos para garantizar que los Servicios Veterinarios estén preparados a enfrentar grandes crisis o nuevos retos.. La reconstrucción de un mundo post-COVID es la oportunidad de priorizar cuestiones de las que depende la salud de las personas, la sanidad de los animales y el medio ambiente. Debemos garantizar inversiones sostenibles en los Servicios Veterinarios para hacer frente a las amenazas del futuro. Debemos aprender de lo que nos enseñó esta crisis.

Financiación de la preparación para las emergencias: Australia, Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá y Unión Europea.